CARPETA MÉDICA: Enfermedad inculpable. ¿Quién debe abonarla?

Enfermedad inculpable es toda contingencia que afecta la integridad psico-física del trabajador pero que no tiene relación alguna con su trabajo.

Para tener un mejor panorama de qué es una enfermedad inculpable podemos mencionar como ejemplos los siguientes: cuando una persona sufre de una lesión en un partido de fútbol el domingo con sus amigos; cuando una persona es adicta al alcohol o a las drogas; en época invernal el tan presente resfrío; etc.

Es importante destacar que es muy diferente la enfermedad inculpable a toda enfermedad y accidente que tenga como causa la prestación de tareas laborales, las cuales se encuentra abarcadas por el sistema de Ley de Riesgos de Trabajo.

Todo trabajador con una contingencia inculpable tiene derecho a un período de licencia médica paga. La remuneración del trabajador enfermo o accidentado no debe ser menor a la que hubiese recibido de no haberse dado la contingencia. Para los trabajadores que perciban remuneraciones variables debe emplearse el promedio de los últimos seis (6) meses. Es decir, si un trabajador recibe un básico con más comisiones, el empleador no puede alegar que como no ha trabajado no puede recibir las comisiones, sino que debe sacar el promedio de las comisiones que obtuvo durante los últimos seis (6) meses y abonar dicho promedio por todo el plazo que dure la licencia.

Duración de la licencia paga:

Depende de dos variables: Antigüedad y Cargas de Familia del trabajador.

→ 3 meses si la antigüedad del trabajador es menor a cinco (5) años y no posee cargas de familia.
→ 6 meses si la antigüedad del trabajador es mayor a cinco (5) años y no posee cargas de familia.
→ 6 meses si la antigüedad del trabajador es menor a cinco (5) años y si posee cargas de familia.
→ 12 meses si la antigüedad del trabajador es mayor a cinco (5) años y si posee cargas de familia.

Las recidivas se acumulan durante dos (2) años contados a partir de la primer licencia, luego la cuenta vuelve a iniciarse. Ejemplo, un trabajador al que le corresponderían 3 meses de licencia paga, sufre de depresión y se toma un (1) mes de licencia médica. A los 5 meses vuelve a recaer en depresión y se toma dos (2) meses de licencia médica. Aquí ya vemos que usó sus 3 meses de licencia, en caso de volver a caer en depresión antes de que transcurran dos (2) años desde la primera vez que se tomó la licencia médica por depresión, no tendrá licencia paga y entrará, directamente, en el año de reserva del puesto. Así es que deben pasar dos (2) años para que vuelva a poder hacer uso de licencia médica paga por depresión. Sin embargo, las licencias médicas no se acumulan en caso de tratarse de diferentes contingencias. Este mismo trabajador, tranquilamente podría sufrir un espasmo coronario y tomarse una licencia por 3 meses, luego quebrarse la cadera y tomarse licencia por 2 meses, etc.

Las licencias por una misma contingencia se acumulan durante un período de dos (2) años, tras el cual se reinicia la cuenta, pero las licencias por contingencias distintas no se acumulan.

Es importante tener siempre presente que la ley establece que las contingencias deben impedir la asistencia del trabajador a su trabajo. De esto se deviene que no podemos solicitar una licencia médica por un simple resfrío. En todo caso, esto será oportunamente indicado por el médico al que acudamos quién, según corresponda, nos ordenará reposo.

Reserva del Puesto:

Una vez vencido el plazo de licencia médica paga, el trabajador entra en lo que se conoce como año de reserva del puesto. Se reservará el puesto de trabajo por el lapso de un (1) año, el empleador puede extinguir el vínculo laboral sin necesidad de abonar indemnización alguna.

Reincorporación:

Vigente el plazo de reserva del puesto, el empleador tiene la obligación de asignarle otras tareas acordes a su nueva capacidad laboral sin disminución de la remuneración.

Despido e Indemnización:

En el caso de que el empleador no pudiera darle nuevas tareas por causas que no le sean imputables a su persona (como lo explicamos en el párrafo anterior), el vínculo será extinguido y el trabajador recibirá una indemnización por despido equivalente al 50% de la indemnización por despido normal. Es importante dejar en claro que sólo se reduce al 50% el rubro indemnización por despido o antigüedad, y no toda la liquidación final. Si por el contrario el empleador está en condiciones de otorgar nuevas tareas pero no lo hace, le deberá al trabajador la indemnización por despido normal.

CONSULTANOS GRATUITAMENTE ONLINE AQUÍ.

Nosotros

Somos un estudio jurídico que cuenta con profesionales especializados en reclamos laborales. Estamos comprometidos con los derechos sociales de una manera transparente y seria.

Por nuestros servicios percibimos honorarios razonablemente pactados a resultado.

 

Últimos artículos