Carpeta Médica Psiquiátrica: Causales, sobrecarga de trabajo y tabúes más comunes.

La licencia médica por patologías psiquiátricas (carpeta médica psiquiátrica) es una de las consultas más recurrentes en nuestro estudio, se trata de un tipo de licencia médica generada por la aparición de algún tipo de patología psiquiátrica en la salud del trabajador, diagnosticada por un profesional de la salud especialista en la materia (médico psiquiatra o psicólogo).

Es de relevancia para el trabajador conocer también lo recaudos necesarios en relación a los controles de la patronal. Para ello, recomendamos la lectura del post que indica al trabajador cómo actuar en los controles de usentismo.

Factores causantes de patologías psiquiátricas.

Causas personales: son aquellos no relacionados con la prestación de tareas, como puede ser la pérdida de un ser querido, una patología hereditaria, patología generada en la etapa del puerperio de la mujer, etc.

En el régimen general (Ley 20.744) estaríamos ante la presencia del régimen de enfermedades inculpables, periodo en el cual deberá ser abonado por la patronal, tema yo agotado en otros post.

Causales laborales: patología psiquiátrica generada por la prestación de tareas por parte del trabajador. Sobre la cual nos ocuparemos con detenimiento.

Trabajar es una forma de ser del hombre y una manera de recibir remuneración, aunque pueda significar, también, una posibilidad de adolecer. Entre las dimensiones que caracterizan los locales de trabajo, aquellas relacionadas a la carga horaria pueden causar agravios a la salud de los trabajadores. Trabajar horas extraordinarias les provoca una gran variedad de efectos nocivos sobre la capacidad física y mental, incluyendo la ocurrencia de accidentes de trabajo y otros agravios. 

El trabajo realizado de modo excesivo fue característico en el inicio de la Revolución Industrial, cuando la carga horaria de trabajo semanal variaba de 60 a 80 horas. Sin embargo, en la actualidad, factores como el proceso de globalización, la competitividad aumentada, la búsqueda de mejores condiciones de vida y de acumulación de bienes, característica del sistema capitalista, igualmente llevan a los individuos a trabajar de modo excesivo. Los trabajadores, ante el exceso de horas trabajadas asociadas al ritmo y a la intensidad de la actividad pueden incluso morir. En Japón, por ejemplo, se conoce la terminología karoshi, utilizada desde la década de los 70, que indica la muerte o inhabilidad permanente por enfermedades cerebro-vasculares y enfermedades isquémicas del corazón como resultado del exceso de trabajo.

El exceso de trabajo es considerado como aquel realizado de tal modo que va más allá de la posibilidad de recuperación del individuo; este hecho puede representar un riesgo, ya que algunas personas pueden exigir mucho de su organismo y presentar dificultades de recuperación. Consecuentemente, un conjunto de síntomas puede sobreponerse al trabajador, acometiéndolo física y mentalmente, incluyendo la disminución de la capacidad de concentración y la somnolencia, considerada como señal precoz de fatiga. Se destaca que esos síntomas pueden progresar mediante lapsos de memoria, confusión, depresión, ansiedad, problemas cardíacos e incluso síndromes cerebrales orgánicos. Cuando se evidencia fatiga, la persona disminuye la fuerza, la velocidad y la precisión de los movimientos; lo que la lleva a «hacer cosas ciertas en momentos equivocados o cosas equivocadas en el momento cierto». Cuando provoca reducción de la precisión, el exceso de carga mental retarda las respuestas sensoriales, aumentando la irregularidad de las respuestas y la ocurrencia de errores. Este evento es muy significativo en el trabajo asistencial a personas sanas o enfermas.

El trabajo en exceso o sobrecarga de trabajo, también llamado de trabajo expandido, puede ser entendido como la situación en que el trabajador aumenta por voluntad propia o por determinación del empleador la carga horaria, trabajando horas más allá de lo habitual. Significa la expansión de la carga horaria de trabajo, lo que puede ocurrir, por ejemplo, en las jornadas laborales dobles o triples realizadas en ambientes de trabajo iguales, similares o diferentes entre sí, en los horarios extraordinarios realizados en estos ambientes, en el propio domicilio del trabajador o en locales de otros vínculos laborales. La realización de ese exceso puede implicar sacrificios de horarios de alimentación, ocio, descanso, sueño y de contacto con familiares y amigos.

Tabúes o preguntas más comunes.

  • No existe sistema informático o registro con información de aquellas personas que hayan padecido patología psiquiátrica por cuestiones laborales. Esto es un argumento generalmente utilizado en los controles de ausentismo para que el trabajador regrese a prestar tareas en las condiciones que se encuentre, sin prestar atención a su salud y agravamiento que se puede generar a la persona.
  • El hecho de que una persona tenga una patología psiquiátrica no significa que esté loco. El término locura se refiere a aquella persona que ha perdido la razón; mientras que una patología psiquiátrica puede ser padecida por cualquier persona, aunque no sea manifesta externamente.
  • ¿Se lo puede despedir al trabajador con licencia médica? La respuesta deberá ser analizada en cada caso en particular. Sin embargo, nuestro sistema jurídico laboral permite la posibilidad por parte de la patronal de despedir sin causa, debiendo abonar las indemnizaciones laborales, teniendo como límite la no discriminación, tema controvertido en nuestros días.
  • ¿Qué papel juega la Aseguradora de Riesgos de Trabajo? Si la patología del trabajador tiene como causa la prestación de tareas, estaríamos en presencia de una Enfermedad Laboral, contingencia que podrá ser reclamada a la ART.

 

Otras notas de interés:

CONSUTANOS ONLINE AQUÍ.

Nosotros

Somos un estudio jurídico que cuenta con profesionales especializados en reclamos laborales. Estamos comprometidos con los derechos sociales de una manera transparente y seria.

Por nuestros servicios percibimos honorarios razonablemente pactados a resultado.

 

Últimos artículos